La simple aprehensión: El proceso mental.

 

avian by ascending.png

A pesar que este tema es propio de la Psicología, es conveniente explicar el procedimiento mental que da lugar a las ideas.

El proceso mental.

El sujeto cognoscente, después de captar un objeto por medio de las facultades sensibles, penetra con inteligencia hasta un plano más profundo del mismo objeto y descubre allí un contenido inteligible, una estructura necesaria, un sentido del objeto. Coinside esto con lo que generalmente se llama entender. Por ejemplo: una persona que observa a un niño llorar de repente, y dice: “no entiendo por que llora”. Es que no ha descubierto el sentido, lo que hay por de bajo de ese lloriqueo.  Llegar hasta el significado (más o menos profundo) o la estructura esencial y necesaria de un objeto que primero se ha presentado a los sentidos, es realizar esta operación mental llamada simple aprehensión.

Ésta es la función más propia de la inteligencia porque, en efecto, se trata de captar o leer por dentro (intus-légere) en el mismo objeto ya conocido por los sentidos. La simple aprensión consiste en el paso de la imagen a la idea. No quedarse en la contemplación de la imagen sensible, sino tratar de descubrir el fondo en ella; eso es aprehender o abstraer.

El contenido captado.

La inteligencia del sujeto esta buscando algo en el fondo del objeto. Entender significa captar algo necesario, una estructura necesaria, algo que se da de tal manera que, si faltara, el otro objeto sería muy diferente. Por esto, el objeto de la inteligencia también se llama esencia (o, en latin, quidditas).

Definición de la simple aprehensión.

Con las explicaciones previas podemos dar ya una definición de la primera operación mental: consiste en “captar mentalmente un dato inteligible”, o también: la simple aprehensión es la operación mental por la cual un sujeto capta un elemento necesario del objeto, es decir, una idea. Y, por último, también se puede decir que la primera operación mental es el paso de la imagen a la idea.

La palabra aprehender nos esta indicando que se trata de una captura, de un acto de captar, pero por supuesto, en un acto mental. La palabra simple del nombre que lleva tradicionalmente esta operación nos indica que se trata de una operación no sencilla, sino realizada en un solo acto, sin partes. Es decir, o se capta algo o no se capta.

La simple aprehensión es, pues, lo mismo que concebir una idea (o conceptuar). De la palabra concebir surge el derivado concepto. El producto de esta concepción es, pues, la idea o concepto.

Diferencia entre intuir e imaginar.

La imaginación capta y reproduce lo que los sentidos nos proporcionan en su contacto directo con el mundo concreto. Son datos llenos de colorido e individualidad. Pero la inteligencia se mueve en otro plano diferente, a pesar de que se trata de los mismos objetos materiales.

Hay, pues, una diferencia entre las dos operaciones. Para poder captar el contenido intelectual, se necesita de una base material a partir de la cual es posible extraer su sentido o contenido inteligible. Aristóteles lo ha dicho con una fórmula inmortal: “Nada está en la inteligencia que primero no haya pasado por los sentidos.”

Intuir es captar algo universal y necesario: imaginar es captar algo singular y contingente. A partir de este nexo necesario, es como se deriva la universalidad del concepto, como veremos en el siguiente post.

Preparación para el juicio.

Esta primera operación, en realidad, no suele darse aislada, sino como paso previo para el juicio, que es la operación natural de la mente. La simple aprehensión es como un medio paso que pide completarse con algo más para llegar a una situación de equilibrio. En efecto, la mente, al afirmar (o negar) una relación entre dos conceptos u sintetizarlos en la realidad, es cuando llega a posesionarse de la verdad, que es su objetivo.

Además ( según la doctrina Tomista), el ente está compuesto de esencia y de existencia. La primera operación mental capta la esencia y sólo el juicio se refiere a la existencia. Por tanto, el conocimiento completo de un ente sólo tiene lugar cuando se realiza la segunda operación mental.

Notas y referencias.

Lógica Conceptos fundamentales (Raúl Gutiérrez Sáenz)

El orden de los conceptos (J. Maritain)

Siete lecciones sobre el ser y los primeros principios de la razón especulativa. (J. Maritain)

Connaissance de létre, traité d’ontologie (J. de Finance)

Anuncios

2 comentarios sobre “La simple aprehensión: El proceso mental.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: