Ciencia y filosofía.

ciencia y filosofía

Lo que se ha dicho sobre Leibniz, Zenón y San Agustín permite comprender mejor porque se afirmo que la filosofía puede caracterizarse como el análisis de lo obvio y también permite entender más a fondo la afirmación según la cual la ciencia es un saber con supuestos.

Basarse en supuestos es, pues, el modo característico de la ciencia. Y el conjunto de supuestos sobre el que la ciencia reposa se manifiesta en el hecho de que la ciencia nunca puede hablar de sí misma. Escribe Heidegger:

Que cada ciencia como tal, es decir, como la ciencia que ella es, le resultan inaccesibles sus conceptos fundamentales y lo que éstos abarcan, está en relación con la circunstancia de que ninguna ciencia puede jamás enunciar nada acerca de sí con sus propios resultados científicos.

Cada ciencia está constituida por un repertorio de lo que Heidegger llama “conceptos fundamentales“, esto es, conceptos que constituyen su fondo, su fundamento; conceptos que para ella son últimos, puesto que se constituyen a partir de tales nociones. Estos conceptos fundamentales son, en cada caso, “condiciones” de la ciencia -no de sus “temas“. Es cierto que, en cuanto los utiliza, los comprende, pero en la forma de la comprensión preontológica, es decir, de manera puramente implícita, no tematizada, no expresada. Toda ciencia utiliza y “comprende” el concepto de igualdad; pero no pregunta qué es la igualdad, o cuál es su modo de ser.

En relación con ello se encuentra el hecho, dice Heidegger, de que la ciencia no puede hablar acerca de sí misma: la física habla de los objetos físicos, pero no de la física misma; se ocupa de las leyes del movimiento, pero no de su ocupación con las leyes del movimiento.

Porque “lo que lo que una ciencia sea, ya como pregunta deja de ser pregunta científica“. La pregunta acerca de la esencia de la ciencia, en general, y acerca de una ciencia determinada, en particular, no puede responderlas la ciencia: sino que son cuestiones propias de la filosofía.

La pregunta por la ciencia es una pregunta filosófica, y su formulación significa la entrada a una zona diferente de aquella que le es propia al científico; significa la entrada en el dominio filosófico, en el cual no rigen ya los medios y recursos de la ciencia, sino otro tipo de exigencias y formas de “razonamiento“.

Una disciplina se constituye como ciencia cuando se establece convenientemente su sistema de “conceptos fundamentales”, que acortan o delimitan su campo propio, su objeto de estudio.

En resumen: la ciencias ocupan conceptos fundamentales para delimitar el objeto que pretende estudiar, pero estos conceptos fundamentales devienen de la comprensión pre-ontológica. Así mismo la filosofía se encarga de dar crédito de lo que son, en esencia, esos conceptos fundamentales.

Notas y referencias:

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

Anuncios

2 comentarios sobre “Ciencia y filosofía.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: