El conocimiento a priori.

aposteriori

Teniendo en cuenta el conocimiento a través de la pre-existencia del alma, en el mundo de las ideas (en Platón), lo que primordialmente interesa es la afirmación de tal tipo de conocimiento independiente del conocimiento sensible, lo que se llama conocimiento a priori. Que hay tal conocimiento, es un hecho, no asunto de discusión; la discusión tendrá lugar sólo respecto a la forma de explicarlo. Y se trata de un hecho tan importante, que en cierto modo podría decirse que toda la filosofía gira en torno a esta cuestión.

Conocimiento a priori quiere decir conocimiento no “anterior” , sino independientemente de la experiencia; no que se le haya obtenido de experiencia ninguna, sino un conocimiento tal que, cuando se le piensa con claridad, nos damos cuenta de que la experiencia no puede jamás cambiarlo, ni tampoco fundamentarlo, por lo que afirma vale con independencia de lo que la experiencia diga. Conocimiento de este tipo es, por ejemplo, la afirmación “dos más dos es igual a cuatro“. Esto lo hemos aprendido, sin duda, con ayuda de la experiencia; por ejemplo, valiéndonos de un ábaco, o de los dedos de la mano; pero esa experiencia no ha sido más que una ayuda para pensar algo que no es nada empírico y jamás puede representarse empíricamente de modo adecuado, puesto que ni el “dos” ni el “cuatro” son cosas sensibles, y, en genera, no lo es lo que la proposición enuncia. Todo conocimiento empírico es particular y contingente, es decir, se limita a un número dado de casos, y siempre dice meramente que algo es así (si bien podría haber sido de otro modo). Por tanto, si la proposición “dos más dos es igual a cuatro” fuese un conocimiento empírico, en rigor tendríamos que decir: “hasta donde se ha observado, dos más dos es igual a cuatro; pero quizá mañana, o en otro lugar, no suceda así“.

Sin embargo, no es esto lo que decimos; estamos siempre dispuestos a corregir los conocimientos empíricos, como, por ejemplo, hubo que corregir la afirmación “todos los cisnes son blancos” el día en que se encontró cisnes que no lo eran; pero tal corrección no cabe en nuestro ejemplo, porque aquí se trata de una afirmación universal y necesaria, es decir, que vale para todos los casos, y que forzosamente tiene que ser así y no puede ser de otra manera. Y por ello so sólo podemos decir que “dos más dos es igual a cuatro”, sino también que “dos sillas más dos sillas son cuatro sillas”, o que se tratase de un sabe empírico”dos marcianos más dos marcianos son cuatro marcianos”, aunque no hayamos visto jamás marcianos ni sepamos si existen o no; pero nuestra afirmación, precisamente por ser a priori, por ser necesaria, exige que la experiencia se amolde a ella. Si se tratase de un saber empírico, yo no podría saber con seguridad si “dos sillas  mas dos sillas…”; tendría que esperar a confirmarlo empíricamente; pero sabemos bien que tal espera sería ridícula: no hace falta más que pensar nuestra proposición para saber que la experiencia tendrá que sujetarse a ella forzosamente. El conocimiento a priori no se refiere a los hechos, no es un conocimiento de hecho (de facto), contingente, sino de derecho (de jure), necesario.

La diferencia entre conocimiento empírico y conocimiento a priori es una diferencia, entonces, que se refiere al valor del conocimiento. (Por eso se trata de una cuestión que no puede resolver, por ejemplo, la psicología; esta es una ciencia empírica, una ciencia de hechos, que precisamente por ello no  puede plantearse, ni menos aun resolver, el problema del  valor del conocimiento. La psicología puede describir los pasos a través de los cuales el niño aprende a contar y lle, finalmente, a la afirmación “dos más dos es igual a cuatro”, nos narra lo que empíricamente ocurre en un número determinado de sujetos; pero cuando se enuncia aquella proposición, no se dice lo que de hecho ocurre, sino lo que forzosamente tiene que ser.

Notas y referencias.

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

 

Anuncios

2 comentarios sobre “El conocimiento a priori.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: