Santo Tomás de Aquino.

lossy-page1-800px-Tommaso_-_Super_libros_de_generatione_et_corruptione_-_4733257_00007.tif.jpg
Super libros de generatione et corruptione

 

El llamado “doctor angelicus” y “doctor communis“, Santo Tomás de Aquino  (en italiano, Tommaso d’Aquino; Roccasecca, Italia, 1224/1225-Abadía de Fossanova, 7 de marzo de 1274) , es en quien la filosofía escolástica, y en general la cristiana, llega a su forma más perfecta;es un caso curioso como pensador. Porque aunque no pueda decirse que carezca de originalidad, no es el filósofo audaz de los descubrimientos revolucionarios; por el contrario, su contrario genio reside más bien en su notabilísima capacidad constructiva, sistemática, para lograr una síntesis cabal sirviéndose de todo el saber precedente por él conocido. A ello podemos agregar la objetividad y respeto con que procede. La estructura de sus obras es en este sentido ejemplar: comienza por plantear claramente el problema que le preocupa, pone de relieve las dificultades, presenta con objetividad las opiniones divergentes, y por último fórmula su propia teoría, convenientemente demostrada. “El genio del orden” se le ha llamado.

Santo Tomás, según su intención, fue teólogo y no filosofo; o por mejor decir, fue filosofo tan sólo “en vista de los servicios” que la fe “aporta a la sabiduría cristiana”. En segundo lugar, porque, en lo que a su filosofía toca, exponerla en conjunto significaría en buena parte repetir conceptos y teorías que ya se han visto en Aristóteles. Puede caracterizarse a la filosofía tomista diciendo que se trata de un Aristotelismo cristiano.

Nos limitaremos, por el momento, sólo a tres cuestiones: a) Su solución al problema entre las relaciones entre razón y fe, solución que presenta un “modelo” de equilibrio y es la actitud dominante en la filosofía cristiana, y, en general, en toda filosofía que pretenda marchar de la mano con las preocupaciones religiosas, b) las demostraciones o vías merced a las cuales puede llegarse, mediante la razón, a conocer la existencia de Dios, y que son dechado de rigor en la argumentación filosófica, c) y en tercer lugar la naturaleza o los atributos de Dios y su modo de conocerlos.

El primer problema se enlaza con los otros dos, o, por mejor decir, de su solución resulta el modo de encararlos, de manera que estos puedan considerarse como “muestra” de estas teorías acerca de la razón y la fe. Por tanto, el primer problema es el más importante de su pensamiento, en él reside “el valor propiamente filosófico  del sistema tomista y lo que hace de él un momento decisivo en la historia del pensamiento humano”.

Su obra.

La obra escrita de Tomás de Aquino es inmensa: teniendo en cuenta que murió con cuarenta y nueve años y considerando que al mismo tiempo llegaría a recorrer unos 10 000 kilómetros en viajes a pie, se comprende que su obra sea calificada por algunos como una hazaña inigualable. Josef Pieper comentaba:

Apenas puede creerse todo lo que escribió los últimos años en París

Josef Pieper Doce lecciones sobre tomismo Ed. Rialp 1948, p. 27

Sus obras más extensas, y generalmente consideradas más importantes y sistemáticas, son sus tres síntesis teológicas o Summas: Summa Theologiae, Summa contra Gentiles y su Scriptum super Sententias. Aunque el interés y la temática principal siempre es teológico, su obra abarca igualmente comentarios de obras filosóficas, polémicas o litúrgicas. Resulta especialmente conocido por ser uno de los principales introductores de la filosofía de Aristóteles en la corriente escolástica del siglo XIII y por representar su obra una síntesis entre el pensamiento cristiano y el espíritu crítico del pensamiento aristotélico. A lo largo de la historia se le han atribuido obras espurias, que con el paso del tiempo han dejado de ser consideradas de su autoría. Así, sus obras se encuentran divididas en:

  • Tres síntesis teológicas, o summas
  • Nueve tratados en la forma de disputas académicas
  • Doce disputas quodlibetales
  • Nueve exégesis sobre las Sagradas Escrituras
  • Una colección de glosas de los Padres de la Iglesia sobre los Evangelios
  • Once exposiciones sobre los trabajos de Aristóteles
  • Dos exposiciones de trabajos de Boecio
  • Dos exposiciones de trabajos de Proclo
  • Cinco trabajos polémicos
  • Cinco opiniones expertas, o responsa
  • Quince letras sobre teología, filosofía o temas políticos
  • Un texto litúrgico
  • Dos oraciones famosas
  • Aproximadamente 85 sermones
  • Ocho tratados sobre teología

Notas y referencias.

Principios fundamentales de filosofía (Adolfo P. Carpio)

Wikipedia.

La filosofía cristiana.

La razón y la fe.

Santo Tomás: importancia del tomismo en la filosofía actual.

Anuncios

3 comentarios sobre “Santo Tomás de Aquino.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: