Introducción al Racionalismo: la nueva época y la crítica medieval.

edad-moderna

Consideramos al Renacimiento como el primer período de los tiempos modernos –grosso modo, los siglos XV y XVI- y se caracteriza por ser una época de crítica al su pasado inmediato, la Edad Media. El Renacimiento indica el momento en que el hombre occidental se ha desembarazado de la confianza en las creencias fundamentales sobre las que se regia el mundo medieval. Es suficiente señalar que lo característico de la concepción medieval del mundo residía en su constante referencia al más allá, en su interés dominante por la salvación del hombre, lo cual llevaba consigo un cierto desprecio u olvido por hacia el mundo terreno; se trata, diríamos, de una concepción religiosa del mundo y de la vida centrada hacia la divinidad (teocentrismo).

Ya habíamos señalado que la obra más relevante e intelectualmente más perfecta de la Edad Media fue la Suma teológica, pues toda ella gira en torno a Dios. El Renacimiento en cambio, vuelve su mirada hacia este mundo, hacia la naturaleza (naturalismo). Por oposición al carácter religioso de la época anterior, la del Renacimiento es una concepción del mundo esencialmente profana.

Si bien el plano artístico y literario, y, en general, en el terreno de la vida inmediata, el hombre renacentista pisa suelo nuevo y desenvuelve con decisión nuevas formas de existencia (política, económica, social, moral), no ocurre lo mismo desde el punto filosófico y científico.

Es verdad que el Renacimiento es la época de Copernico, y que la ciencia realiza notables avances; pero la verdad es que ciencia y filosofía sólo cobran autentico vigor y originalidad al fundarse sobre bases esencialmente nuevas, con el siglo XVII, que representa la madurez de la edad moderna: el siglo de Descartes y Bacon, de Spinoza y Hobbes, de Galileo, Kepler y Leibniz. El Renacimiento es casi estéril desde el punto de vista filosófico; el mismo carácter arrebatado, febril, agitado de la vida renacentista lo explica; es una época de crisis, no sólo de crítica al pasado inmediato.

Las viejas creencias están muertas y urge remplazarlas. Quizá exagerando podría decirse que, sobre todo en lo que se refiere a la actividad filosófica, el Renacimiento en buena medida es época de fracasos. La época tiene clara conciencia de que los contenidos y modos del saber medieval son insuficientes, los crítica y rechaza, pero por su cuenta no es capaz de inaugurar nuevos caminos; es en este campo una época de ensayos y tanteos, de búsquedas infructuosas, de confusión y fermento, no de logros firmes y sólidos. De allí que algunas veces intente renovar la antigüedad, reeditar los pensadores antiguos (neoplatonismo), o tienda en otras ocasiones a precipitarse en el escepticismo. En una palabra, entonces, es época de transición, especie de preparación de lo que luego avendrá con el siglo XVII.

Notas y referencias.

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

Anuncios

3 comentarios sobre “Introducción al Racionalismo: la nueva época y la crítica medieval.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: