Conocimiento demostrativo y conocimiento fáctico.

 

ciencias1

Hume distingue dos tipos fundamentales de objetos de conocimiento, y, respectivamente, de ciencias. Por una parte, posible objeto de conocimiento los constituyen las relaciones entre las ideas: éste es el tema de las matemáticas ciencia demostrativa -es decir, que se vale tan sólo de la razón-, cuyas verdades son necesarias (a priori), no dependen para nada de la realidad sino que se fundan exclusivamente en el pensamiento.

La proposición: el cuadrado de la hipotenusa es igual a los cuadrados de los dos lados expresa una relación entre estas figuras. tres veces cinco es igual a la mitad de treinta expresa una relación entre estos números. Las proposiciones de esta clase pueden descubrirse por el mero trabajo del pensamiento, sin que dependan de algo existente en alguna parte del universo. Aunque en la naturaleza no hubiera jamás un circulo o un triángulo, las verdades demostradas por Euclides siempre conservarían su certeza y evidencia.

El otro genero de conocimiento es el que se refiere a los hechos (matters of fact), a las cosas existentes (existences), y es evidente que se trata de un tipo de saber muy diferente al anterior, desde el momento en que sus afirmaciones son siempre contingentes, no necesarias (a posteriori).

La segunda clase de objetos de la razón humana, los hechos, no son descubiertos del mismo modo, ni nuestra evidencia (evidence) de su verdad; por más grande que sea, es de naturaleza igual a la anterior. Lo contrario de todo hecho es siempre posible, porque nunca puede implicar contradicción y porque el espíritu lo concibe con la misma facilidad y distinción como si estuviese completamente de acuerdo con la realidad. La proposición el sol no saldrá mañana no es menos inteligible y no implica mayor contradicción que la afirmación mañana saldrá. Sería en vano, pues, tratar de demostrar su falsedad. Si fuese falsa por demostración implicaría contradicción y el espíritu nunca podría concebirla distintamente.

Estos tipos de conocimientos referentes a la realidad no ofrecen propiamente problema alguno en la medida en que estén constituidos tan sólo por impresiones o recuerdos. Pero ocurre que constantemente vamos más allá de las impresiones mismas, y aun de los recuerdos, para hacer afirmaciones concernientes al futuro, a algo de lo que no hay ni impresión ni recuerdo, como cuando se afirma que “el sol saldrá mañana”. ¿Qué es, se pregunta Hume, lo que nos permite ese pasaje?

Todos los razonamientos que se refieren a los hechos parecen fundarse en la relación de causa y efecto. Sólo mediante esta relación podemos ir más allá de los datos [evidence] de nuestra memoria y de los sentidos. […] un hombre que se encuentra un reloj o cualquier otra máquina en una isla desierta sacará en conclusión que alguna vez ha habido hombres en la isla.

Por lo tanto es  preciso investigar esta idea de causalidad.

Notas y referencias.

Se recomienda leer antes: Impresiones e ideas. , El empirismo y Hume. y El principio fundamental del empirismo.

Treatise of human nature (Hume)

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

Anuncios

3 comentarios sobre “Conocimiento demostrativo y conocimiento fáctico.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: