La filosofía como terapéutica y su eliminación.

 

¿Cómo procede Wittgenstein para llegar a sus conclusiones?¿Cuál es su método? Wittgenstein niega que en la filosofía pudiera haber un sólo método.

El autentico descubrimiento es el que me hace capaz de dejar de filosofar cuando quiero. Aquel que hace descansar la filosofía, de manera que ya no se fatigue con preguntas que la ponen a ella misma en cuestión. En cambio, se muestra ahora un método con ejemplos y la serie de estos ejemplos puede romperse. Se resuelven problemas (se apartan dificultades), no un único problema.

Y el pasaje concluye con las siguientes palabras:

No hay un único método en la filosofía, pero por ciertos métodos, en cierto modo diferentes terapias.

de manera que “el filósofo trata una pregunta como una enfermedad”. La tarea del filósofo que enseña equivale a practicar una técnica terapéutica: indica que el lenguaje es un conjunto de reglas de juego, no para inquirir qué es el lenguaje sino tan sólo para mostrar en cada caso cuál es la función correcta de la palabra (dentro del lenguaje corriente).

De tal modo surgió la filosofía (o análisis filosófico) terapéutica. En rigor, esta “terapéutica” ya estaba al menos in nuce en el Tractatus. En las Investigaciónes, la cuestión reside en “situar” el problema filosófico en su debido lugar dentro del juego de lenguaje correspondiente.

Cuando los filósofos emplean una palabra – “saber, “ser”, “objeto”, “yo”, “proposición”, “nombre”- y tratan de captar la esencia de la cosa, siempre se debe preguntar: ¿Se usa efectivamente esta palabra de este modo en el lenguaje en que tiene su hogar natal?

Nosotros reconducimos las palabras de su empleo metafísico nuevamente a su empleo cotidiano.

Las “perplejidades” filosóficas se tratan como “enfermedades”.

Una causa principal de las enfermedades filosóficas – dieta unilateral: uno nutre su pensamiento sólo de un tipo de ejemplos.

Un tipo de terapia para ellos consiste en desvanecer la ilusión de que los lenguajes ideales sugerirían una más clara estructura del uso corriente , pues sólo se trata de lenguajes ficticios que no pueden remplazar el lenguaje corriente, sino, cuanto más, iluminar el uso que efectivamente éste tiene.

O bien, puede tratarse de “cuestiones pragmáticas”

Hay una cosa de la que no puede decirse que es de 1 metro de longitud ni que no es de 1 metro de longitud, y es el metro patrón de París. Pero con ello, naturalmente, no le he adscrito ninguna propiedad maravillosa, sino sólo he señalado su particular papel en el juego de medir con la vara métrica.

Evidentemente tiene sentido preguntar si tal o cual es buen movimiento para el rey en una partida de ajedrez, y se le puede responder en relación con las reglas de ese juego; pero si se pregunta por qué el rey sólo se mueve un cuadrado, la cuestión no admite respeta porque se trata de una pregunta acerca de las reglas del juego, porque es la manera en cómo se mueve el rey en ajedrez.

Según ello, se habrá de emplear en cada caso un método diferente, según sean las circunstancias, para que, quien ha sido “embrujado” por la perplejidad, puede escapar, salir del paso y evadirse de la encerrona que el lenguaje le ha tendido. De allí que Wittgenstein diga cuál es el objetivo su filosofía:

Mostrarle la salida a la mosca de la botella cazamoscas.

O dicho de otro modo:

La filosofía no puede en modo alguno inferir con el uso efectivo del lenguaje; puede a la postre solamente describirlo. Pero no puede tampoco fundamentarlo. Deja todo como está.

Nuestra equivocación consiste en definitiva en no respetar el hecho del lenguaje, en no atenernos a su juego.

Nuestro error es buscar una explicación allí donde deberíamos ver los hechos como “protofenómenos”. Es decir, donde deberíamos decir: éste es el juego de lenguaje que se está jugando.

investigacionesfilosoficas

En efecto, a juicio de Wittgenstein, tal debería ser la actitud de la verdadera filosofía: ceñirse exclusivamente a la descripción y eludir toda inferencia y deducción.

La filosofía expone y no explica nada. Puesto que todo yace abiertamente, no hay nada que explicar. Pues lo que acaso está oculto, no nos interesa.

Y también, por si hubiera dudas:

Toda explicación tiene que desaparecer y sólo la descripción ha de ocupar su lugar.

porque “en filosofía no se sacan conclusiones”.

Seguramente, más de un lector se preguntará, “perplejo”, por el resultado o consecuencia de esta filosofía:

Los resultados de la filosofía son el descubrimiento de alguna que otra simple insensatez y de los chichones que el entendimiento se ha hecho al chocar con los límites del lenguaje. Éstos, los chichones, nos hacen reconocer el valor de ese descubrimiento.

Y si alguien dudara del carácter destructivo y negativo que tiene este pensamiento, y del alcance que Wittgenstein le otorga, basta con considerar el siguiente paisaje:

¿De dónde saca nuestro examen su importancia puesto que sólo parce destruir todo lo interesante, es decir, todo lo grande e importante?…Pero son tan sólo castillos en el aire los que destruimos y dejamos libre la base del lenguaje sobre la que se asientan.

Los problemas en efecto desaparecen… pero sólo porque se ha eliminado la filosofía misma, que es lo que Wittgenstein pretende.

Pues la claridad a la que aspiramos es una verdad completa. Pero esto sólo quiere decir que los problemas filosóficos deben desaparecer completamente.

Con lo cual Wittgenstein no hace más que reiterar, quizás con alguna modestia que antes no mostraba, la pretensión expresada en el Tractatus de haber alcanzado la verdad “intangible y definitiva”.

Notas y referencias.

épater le bourgeois: dejar patidifuso o atónito al lector [en este caso]

An Introduction to Wittgenstein’s Tractatus (A.E.G. Anscombe)

Wittgenstein (A. Kenny)

Wittgenstein. Die Negation del Philosophie (W. Schulz)

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: