Exposición trascendental: Realidad empírica e idealidad trascendental del espacio y del tiempo.

La exposición trascendental del espacio muestra como, siendo el espacio una intuición a priori, se explica que los conocimientos geométricos estén constituidos por juicios sintéticos a priori. La geometría es “una ciencia que determina las propiedades del espacio sintéticamente y […] a priori“. Pues bien, sus juicios en primer lugar, son a priori porque el espacio mismo es a priori. Y respecto del carácter sintético de las proposiciones geométricas, recuérdese que, en el caso de los juicios sintéticos a posteriori, se dijo que lo que posibilita el enlace del predicado con el sujeto era la percepción, o sea la intuición empírica, permitiendo enlazar un predicado -por ejemplo, “la más corta”- con un sujeto -“línea recta”- en el que no se encuentra encerrado. Porque cuando se construye una recta en el espacio geométrico para lo cual el espacio empírico de la pizarra (especie de “representante” del espacio) no es sino ayuda-, se tiene una intuición (pura, no empírica) en que se pone en evidencia que la recta es la línea más corta entre dos puntos; pero, repetimos, esto se intuye en el  espacio a priori, y por ello el juicio es a priori. Propiamente no prestamos atención a la línea propiamente dibujada -pues en tal caso nos limitaríamos a algo particular- sino a la regla o proceso de construcción de la recta, construcción o regla que es a priori, no empírica; la geometría, pues, construye sus objetos en el espacio, es decir, realiza síntesis.

La concepción del espacio como intuición a priori no sólo explica la geometría pura, sino que permite también entender la posibilidad de la geometría aplicada, la circunstancia de que todos los fenómenos del sentido externo se conformen o adecuen a las propiedades del espacio.

En conclusión, sostiene Kant que el espacio y el tiempo no son cosas en sí, ni relaciones de las cosas en sí mismas, sino especie de “moldes” que el sujeto impone a las cosas cuando intuye, formas o condiciones de la sensibilidad. Así se lee:

El espacio no representa ninguna propiedad de cosas en sí, ni el su relación recíproca, es decir, ninguna determinación que esté y permanezca en los objetos mismos aun haciendo abstracción de todas las condiciones subjetivas de la intuición […] El espacio no es otra cosa que la forma de todos los fenómenos del sentido externo, es decir, la condición subjetiva de la sensibilidad, bajo la cual tan sólo es posible para nosotros intuición externa.

El tiempo no es algo que exista por sí o que convenga a las cosas como determinación objetiva, y, por lo tanto, permanezca cuando se hace abstracción de todas las condiciones subjetivas de su intuición […]

El tiempo no es nada más que la forma del sentido interno, es decir, de la intuición de nosotros mismos y de nuestro estado interno.

Kant afirma entonces que el espacio y el tiempo tienen realidad empírica e idealidad trascendental. “Realidad empírica” significa que el espacio y el tiempo son validos para todos los objetos que intuimos en la experiencia, que espacio y tiempo contribuyen a construir la objetividad de las cosas, en cuanto por cosas se entienden los fenómenos del mundo empírico:

Nuestras exposiciones enseñan […] la realidad (es decir, validez objetiva) del espacio en lo que se refiere a todo aquello que puede presentársenos exteriormente como objeto.

Pero realidad empírica no equivale a realidad absoluta, sino que espacio y tiempo tienen además “idealidad trascendental”, porque si se hace abstracción de las condiciones de nuestras sensibilidad, el espacio y el tiempo no son nada.

nada en general de lo intuido en el espacio [y, respectivamente en el tiempo] es cosa en sí, y el espacio [y el tiempo] no es forma de las cosas en sí mismas, sino que los objetos en sí no nos son conocidos.

todo conocimiento, pues, es necesariamente conocimiento de fenómenos, y las cosas en sí son incognoscibles. Tal es el resultado general de la Estética trascendental; pero es ésta una porción muy breve de la Crítica de la razón pura; es preciso pasar a hora a la Lógica trascendental.

kant

Notas y referencias.

Crítica a la razón pura (Kant)

Principios de filosofía (Adolfo P. Carpio)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: