La idea del hombre en Marx es opuesta a la mayor parte de la tradición filosófica anterior a él. Como se vio anteriormente en la crítica de la filosofía, Marx se opone a la idea de que el ser del hombre, es decir, su esencia, esté en la razón teorética; y por la misma razón, que ésta tenga como telos la pura contemplación como es el caso, por ejemplo, de lo que sostuvo Aristóteles. En pocas palabras, toda la filosofía desde Aristóteles hasta Descartes y de Descartes hasta Hegel buscó la esencia del hombre como una relación inmanente definiéndola muchas veces como autoconciencia[1]. En cambio, para Marx la esencia del hombre se da en las relaciones externas de cada uno con la naturaleza y con los otros hombres. En este sentido,  la esencia del hombre ya no se determina interiormente sino exteriormente, dicho de otro modo, la esencia del hombre se determina en relación con lo que está fuera de sí: la naturaleza y la sociedad.

"el hombre no es algo abstracto, un ser alejado del mundo. Quien dice: "el hombre", dice el mundo del hombre: Estado, Sociedad."[2]

Las relaciones que tiene el hombre con la naturaleza y con la sociedad (los otros hombres) son creaciones históricamente cambiantes del hombre mismo. Estas creaciones son producto de la actividad práctica del hombre, de su actividad transformadora de la naturaleza y de sí mismo, es decir, su praxis histórico-social: el trabajo.

De tal manera que el trabajo es el acto autogenerador del hombre por el cual el hombre es lo que es, el acto de su autoproducción (Selbsterzeugungsakt). Así, el trabajo constituye la esencia del hombre. Su actividad práctica es lo que le hace concretamente lo que es. Por lo tanto, el trabajo es el medio donde se realiza el hombre; así como también el medio donde desarrolla sus posibilidades, sus satisfacciones y su felicidad.

El trabajo del hombre visto desde este punto, es humanización de la naturaleza porque en ella deja el hombre su marca, su actividad (praxis), es decir, su esencia. La esencia del hombre queda manifestada en su producción material. Así pues, en el trabajo el hombre desarrolla su propia esencia, en el trabajo se da el acto de su autoproducción, producción que lleva consigo la transformación de la vida humana y en definitiva, hace del hombre lo que éste es.

Karl-Marx-Friedrich-Engels-Ñángara-Marx-580x330
Imagen tomada de la web (marzo, 2019).

Referencias.

[1] Carpio, 2004.

[2] Marx. Introducción a la crítica de la filosofía del derecho de Hegel, 1844.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s