El marxismo es ante todo una filosofía de la historia porque el hombre es un ente histórico-social. El sujeto de la historia es el hombre concreto en su mundo social y económico, el conjunto de las relaciones sociales, el hombre que se realiza a sí mismo en el trabajo. En Marx, toda la historia universal es la producción del hombre por el trabajo humano. La base de la vida humana y por ende de la historia consiste en la actividad práctica de los hombres (praxis), de ahí que la teoría marxista se denomine “materialismo dialéctico”, porque el hombre no es primeramente “conciencia” –como sostiene los idealistas- sino un ente práctico social, en viva relación con la sociedad y la naturaleza.

En palabras de Vladímir Ilich, mejor conocido como Lenin:

El marxismo señaló el camino para un estudio global y multilateral del proceso de aparición, desarrollo y decadencia de las formaciones económicos-sociales, examinando el conjunto de todas las tendencias contradictorias y reduciéndolas a las condiciones, perfectamente determinables, de vida y de producción de las distintas clases de la sociedad, eliminando el subjetivismo y la arbitrariedad en la elección de las diversas "ideas dominantes" o en la interpretación de ellas, y poniendo al descubierto las raíces de todas las ideas sin excepción y de las diversas tendencias que se manifiestan en el estado de las fuerzas productivas materiales[1].

Lefebvre, citando a la revista católica Archives de philosophie dice que el marxismo se presenta como:

"una vasta concepción del hombre y de la historia, del individuo y de la sociedad, de la naturaleza y de Dios; como una síntesis general, teórica y práctica a la vez, en resumen, como un sistema totalitario"[2]

El marxismo aparece como una expresión de la vida social, práctica y real, en su conjunto, en su movimiento histórico con sus problemas y sus contradicciones, lo que incluye también, por consiguiente, la posibilidad de superar la estructura actual.

El marxismo se presenta también como una sociología científica en cuanto a que sus teorías políticas se subordinan a una conocimiento racional de la realidad social, y por lo tanto a una ciencia.[3]

"Considerado en toda su amplitud, como concepción del mundo, el marxismo se denomina materialismo dialéctico."[4]
material dialecticxs
Lenin, Engels & Marx.

Notas y Referencias.

[1] V.L. Lenin. Carlos Marx, 1914. (Marxist Internet Archive, 200)

[2] Lefebvre, H. El marxismo, 1961, pag. 1.

[3] Op. Cit.

[4] Ibid, pag. 6

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s