Kant: Conocimiento y moral.

El aspecto más decisivo de la filosofía Kantiana se encuentra en el reconocimiento del valor de la persona humana, en la cual se pone de relieve su índole activa, en general, y ética en especial. La persona, el sujeto, no es una cosa, sino que más bien las cosas son "productos" del sujeto, porque en... Seguir leyendo →

Anuncios

El primado de la razón práctica.

Se ha establecido que es imposible conocer teóricamente nada respecto de los objetos de la metafísica especial: la libertad, la inmortalidad del alma y Dios. Si bien estas ideas, o, más exactamente, los objetos a que estas ideas apuntan, son perfectamente pensables sin contradicción , no son más que ideas, es decir, conceptos de por... Seguir leyendo →

El imperativo categórico y la Libertad.

El imperativo categórico. El valor moral de la acción no reside en aquello que se quiere lograr, no depende de la realización del objeto de la acción, sino que consiste única y exclusivamente en el principio  por el cual se realiza, prescindiendo de todos los objetos de la facultad de desear. Ese principio por el... Seguir leyendo →

La buena Voluntad y el deber.

Ni en el mundo, ni, en general, tampoco fuera del mundo, es posible pensar nada que pueda considerarse como bueno sin restricción, a no ser tan sólo una buena voluntad. Kant comienza la Fundamentación de la metafísica de las costumbres con esta frase. Pero, ¿qué significa esto? Pongamos un ejemplo: el dinero. El dinero puede... Seguir leyendo →

De la razón práctica: la conciencia moral.

Las cuestiones metafísicas: la de Dios, la del mundo, la del alma, etc., son asuntos que jamás pueden serle indiferentes al hombre. Como el hombre es un ente dotado de razón, y la razón es la facultad de lo incondicionado, la metafísica es una disposición natural del hombre y por tanto necesaria para éste. Sin... Seguir leyendo →

Virtudes éticas y dianoéticas.

Aristóteles sostiene que la felicidad sólo se puede encontrara en la virtud, que significa "excelencia", la perfección de una función propia de algo o alguien. Ahora debemos preguntarnos en qué consiste la función propia del hombre como tal para poder determinar en qué estriba su virtud: el vivir parece común también a las plantas, y... Seguir leyendo →

La ética: medios y fines.

Ya hemos señalado con anterioridad que Aristóteles piensa toda la naturaleza de manera finalista, teleológica. Cuando un cuerpo cae, por ejemplo, ello se debe a que tiene como meta o fin el "lugar natural" hacia el que se dirige: el fuego se eleva porque su lugar natural está en lo alto; la piedra cae, porque... Seguir leyendo →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑